Utilizamos cookies propias y de terceros. Continuar navegando implica su aceptación.Más información

Aceptar
Total: 0,00€
¿Hablamos?— 934 53 22 58

¡Quédate a Cuadros con estos papeles pintados!

¡Quédate a Cuadros con estos papeles pintados!
19/06/2018
¡Déjate sorprender por la gran variedad de cuadros con los que empapelar las paredes! Grandes, pequeños, clásicos, modernos, tipo escocés, tipo vichy, tipo gales, tipo Burberry… te invitamos a darle un nuevo aire a la decoración con motivos de cuadros de distintos colores, tamaños, formas y estilos. Los papeles pintados de cuadros aportarán un toque desenfadado ya sea en espacios como la el salón, la cocina, el recibidor o las habitaciones infantiles. Darán personalidad al lugar y ayudarán a resaltar la decoración de muebles gracias a su retícula de fondo. ¡Siempre en equilibrio y muy acogedores! Una opción siempre distinguida son los motivos tartán o cuadros escoceses, los que se remontan al siglo XVIII en Escocia, se asocian con épocas de frío y ambientes clásicos y elegantes. De entre todos los que podrás elegir los más famosos son el Royal Stewart (con fondo de color rojo) y el Hunting Stewart (con fondo de color verde). También los cuadros Príncipe de Gales o Glen Plaid de dos colores en forma de cuadros complejos y a veces un tercer color como perfil, proporcionarán un toque ilustre al interiorismo y se avendrán fácilmente con textiles tipo tweed. Otro estampado que vuelve con regularidad es el de cuadros Vichy. Tan populares por figurar en telas de manteles y servilletas, así como en las camisas de los campesinos de la Provenza, pero sobre todo por ser los elegidos por Brigitte Bardot en su afamado traje de novia diseñado por Jacques Esterel. Ideal también para combinar con muebles blancos, crear una decoración tipo casa de campo inglesa ‘cottage’, habitaciones de bebé, combinar con mimbre y otorgar un aire romántico, dulce y relajado. Un papel pintado de cuadros vichy quedará estupendamente con muebles blancos y textiles de flores, lunares y rayas si se es un poquito atrevido. Por otro lado, el célebre cuadro de ajedrez de la firma inglesa Burberry en colores beige, rojo, negro y blanco, también es una buena propuesta cuando se busca conseguir una identidad inconfundible. Otras versiones son los cuadros tipo madras originales de la India (rayas de colores vivos formando cuadros) y la pata de gallo o pied-de poule tan francesa y tan Dior. Un patrón de dos tonos (el más clásico el blanco y negro) que resultará una buena alternativa si se busca proporcionar un aire serio con un punto de modernidad sin sentir que recargamos demasiado el ambiente pero dotándolo de carácter. Y es que un poco de lujo sin ser ostentoso, siempre viene bien! Luego, cada uno podrá jugar con el tamaño y los colores optando por tonos claros si quiere dar una sensación de mayor amplitud y luminosidad y por tamaños maxi si se es más lanzado. ¿Por cuáles te decantas?